solanum dulcamara o…¡las uvas del diablo!

No sabemos con qué nombre quedarnos, si con el científico, solanum dulcamara, que suena bastante bien (incluso tiene un toque dulce…) o bien uno de los nombres como se conoce esta antigua planta medicinal, ¡uva del diablo!

No es para menos, al ver los frutos rojos y pequeños que produce se pueden llegar a malas interpretaciones y, cómo no, por la toxicidad de casi toda su planta.

Es por ello que este artículo está escrito más como curiosidad que como recomendación,. Aunque en el pasado se utilizó solanum dulcamara como planta medicinal, hoy está considerada una planta prohibida y venenosa por la ORDEN SCO/190/2004.

Así que lo ponemos en negrita: ¡ni cultivar ni adquirirla como planta medicinal!

¿Qué tiene de especial solanum dulcamara?

solanum dulcamara se le adjucan varios nombres comunes. Uno de ellos es el que hemos mencionado anteriormente, uva del diablo, pero en América también se conoce como dulcamara o adela.

Una de las características principales de esta planta medicinales es que es una trepadora. Bien cuidada puede llegar hasta los 3 o 4 metros de altura y, ornamentalmente, tiene una gran belleza.

Dentro de España está distribuida por muchas zonas, aunque se ha observado en mayor número por la zona norte. Es espontánea y considerada perenne. Flores muy llamativas de color morado y situadas en forma de racimo.

Propiedades medicinales de la dulcamara

La dulcamara o uva del diablo posee bastantes propiedades medicinales. El problema es que son tóxicas si no se respetan unas dosis mínima. En de plantas medicinales no recomendamos su utilización y, como hemos  dicho, la creación de este artículo ha sido meramente científico y bajo curiosidad.

Se ha utilizado la dulcamara en épocas anteriores para tratar afecciones de la piel y alergias. También cuando la gente sufría herpes.

De hecho, se extracta la dulcamara en farmacia para crear un tratamiento contra determinadas alergias. La ventaja es que haciéndolo de forma profesional, se tienen en cuenta las dosis y deja de ser tóxico.

Un consumo en exceso o un uso inapropiado tiene consecuencias graves. En exceso, paraliza el sistema nervioso, reduce la frecuencia cardiaca, puede llegar a originar convulsiones y hasta la muerte. Cualquier parte de esta planta es tóxica, incluido hojas, flores y sus conocidos frutos.

¿Quieres ver sus frutos? Parecen tomatillos pequeños.

Frutos de Solanum dulcamara

 ¿Qué principios activos forman parte de esta planta?

De todas las sustancias que forman parte de solanum dulcamara, destacan los alcaloides, taninos, pectinas y saponinas. No se encuentran en una parte concreta de esta planta si no que están distribuidas a lo largo de toda la planta. De ahí que sea en su totalidad tóxica para humanos y animales.

  • Taninos: metabolitos secundarios de la planta que produce para defenderse del ambiente o la ecología de su entorno.
  • Alcaloides: está presente la solanina en los tallos y la corteza de la dulcamara,  solaceína, soladulcamarina, solamargenina, solasodina, atropina (aumenta el ritmo cardicado y se usa en situaciones de infartos agudos).
  • Pectinas: componentes de la pared celular de solanum dulcamara al que se le atribuyen efectos beneficiosos para la prevención del cáncer.

La inmunidad a su toxicidad por parte de los pájaros

Sólamente los pájaros son los únicos que no están sometidos a su toxicidad. Tanto animales como humanos podemos intoxicarnos y sufrir fuertes diarreas, mareos y vómitos si nos llevamos a la boca cualquier parte de esta planta.

De hecho, en ciertos puntos de América, solanum dulcamara está caracterizada por ser una planta invasora. Esto es debido a que los pájaros dispersan muy bien sus semillas y a que es una planta que no necesita muchos cuidados para crecer y desarrollarse.

Floración de solanum dulcamara

Cuidados de solanum dulcamara

Aunque no es recomendable cultivar esta planta medicinal, sobre todo en presencia de animales y niños pequeños, existe una serie de consideraciones a tener en cuenta a la hora de plantarla.

En cuanto al tipo de suelo, puede crecer en distintos ambientes y tipos de sustrato, aunque prefiere aquellos que son húmedos. Por lo tanto, es importante mantener un riego frecuente y una humedad relativamente alta.

En cuanto a luz, es preferible una situación de semisombra. Sol de mañana y de la tarde, pero no del mediodía.

Mercanatura
¡Suscríbete a De Plantas Medicinales y consigue la guía gratis!
¡Comparte en las redes sociales!

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *