Las propiedades de la semilla de mostaza

Todo el mundo hemos probado la mostaza alguna vez, aunque muy pocos hemos creado una salsa desde cero, partiendo de las semillas de mostaza. Sin embargo, aunque directamente la tomemos de la salsa que compramos en el supermercado, también nos estamos aprovechando de todo su potencial, tanto nutricional como medicinal. Vamos a ver en qué nos puede ayudar esta planta y sus semillas.

Las semillas de mostaza han sido muy apreciadas  tanto en el aspecto nutritivo como en el medicinal, desde hace muchísimos años. Las semillas las obtenemos de vainas de a partir de plantas de mostaza (hay bastantes variedades) de la familia Brassica.

Algunos de los miembros que también pertenecen a esta familia incluyen la col, el brócoli, las coles de bruselas, etc. En el mercado podemos encontrar muchos tipos, pertenecientes a especies distintas:

  • Mostaza blanca (Sinapis alba)Las semillas son de color amarillo claro y son ligeramente más grandes que las otras variedades. Semillas blancas tienen un cierto picor cuando son ingeridas.
  • Mostaza negra (Sinapis nigra)Estas semillas las podemos encontrar fácilmente en el sur de Asia. Las semillas son algo más picantes que las de la mostaza blanca.
  • Mostaza salvaje (Sinapis arvensis).
  • Mostaza china o castaña (Brassica juncea).

Las especies de mostazas son nativas de Asia Menor, pero hoy en día podemos verlas cultivadas en muchos otras regiones y países, como en Canadá, India, China y los climas templados de la región europea.

La mostaza es un cultivo de invierno, y la planta puede alcanzar unos 4-5 metros de altura. Presenta una floración de color amarillo. Sus pequeñas semillas redondeadas, las cuales miden aproximadamente 1 milímetro de diámetro, las podemos encontrar dentro de una vaina, como también lo encontraríamos en un guisante verde o en las habas.

Beneficios de las semillas de mostaza

  • Desde el punto de vista nutricional,  las semillas de mostaza son muy ricas en nutrientes (minerales, vitaminas y antioxidantes).
  • Es una de las principales semillas oleaginosas, con un gran contenido calórico. 100 gramos de semilla de mostaza proporcionan alrededor de 500 calorías, sorprendente. Y lo mejor de todo, dichas semillas poseen proteínas de calidad, con aceites esenciales, vitaminas, minerales, y fibras.
  • Las semillas son ricas en aceites esenciales, así como los esteroles vegetales. Algunos de los esteroles importantes incluyen el brasicasterol, campesterol, sitosterol, estigmasterol y avenasterol. Algunos de los ácidos grasos de glucosinolatos y en las semillas incluyen sinigrina, mirosina, ácido erúcico, ácido eicosenoico, oleico y palmítico.
  • Las semillas de mostaza son una excelente fuente de vitaminas esenciales, como los folatos, niacina, tiamina, riboflavina, piridoxina (vitamina B-6) y ácido pantoténico, entre otros. Estas vitaminas son esenciales para el cuerpo, ya que no es capaz de producirlas por si mismo. Estos grupos del complejo vitamínico necesario para nuestro desarrollo, ayudan en la síntesis de enzimas, la función del sistema nervioso y el metabolismo de nuestro cuerpo.
  • 100 gramos de dichas semillas proporcionan también alrededor de 5 mg de niacina (vitamina B-3). Dicha niacina es una parte importante de las coenzimas y ayudan a disminuir el colesterol malo en sangre y los niveles de triglicéridos.
  • También contienen flavonoides antioxidantes y carotenoides, como carotenos, zea-xantina y luteína. Además, aportan una pequeña cantidad de vitaminas antioxidantes tales como la vitamina A, C,  E y K.
  • En cuanto al contenido mineral, aportan calcio, manganeso, cobre, hierro, selenio y zinc. El calcio ayuda a formar los huesos y los dientes. El manganeso es utilizado por el cuerpo como un co-factor para la enzima antioxidante superóxido dismutasa. El cobre es necesario en la producción de glóbulos rojos en la sangre, al igual que el hierro.
Semillas de mostaza blanca
Semillas de mostaza blanca, Sinapsis alba. Fuente: Pancrat

 Usos medicinales de la mostaza

Las semillas de mostaza y su aceite se ha utilizado tradicionalmente para aliviar el dolor muscular, el reumatismo y los dolores artríticos. En la India, el aceite de mostaza se aplica sobre el cuero cabelludo y se cree que estimula el crecimiento del cabello, aunque hoy en día no está probado científicamente. 

Sus semillas molidas actúan como un laxante, estimulando la mucosa gástrica y aumentando la secreción intestinal. 

Como preparar y almacenarlas

Aunque su sabor pueda confundirnos, la mostaza no destaca por sus propiedades aromáticas. De hecho, no huelen a nada en absoluto (o a casi nada). Sin embargo, si las probamos, el sabor picante embriagará nuestra boca. El sabor picante aparece cuando se trituran, pues una vez se mezclan con agua activan la enzima mirosinasa, que caracteriza dicho sabor.

Las semillas enteras de mostaza se conservan muy bien durante meses a temperatura ambiente, siempre que las tengamos en recipientes cerrados, en sitio fresco, seco y sin excesiva radiación solar. Sin queremos aumentar su vida útil, lo ideal es triturarlas y almacenar el polvo en el frigorífico.

Usos culinarios

Este aspecto es bien conocido por muchos, sobre todo en el tema de salsas. Es típico mezclar hamburguesas, perritos calientes, patatas y demás con la salsa de mostaza y vinagre. Sin embargo, en otros países, como Estados Unidos, también se hacen panes para sándwiches y ensaladas. También se usa mucho la mostaza para aromatizar pescados y carnes.

Mostazas se utilizan ampliamente en India, Pakistán, Bangladesh, el Mediterráneo y el alemán cocinar. Las semillas enteras, tierra o en polvo, pastas preparadas, salsas y aceite son utilizados en la cocina.

Mercanatura
¡Suscríbete a De Plantas Medicinales y consigue la guía gratis!
¡Comparte en las redes sociales!

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *