Plantas que mantendrán a raya tu colesterol

El colesterol es una enfermedad que día a día nos va ganando terreno. En España presumimos de dieta mediterránea pero se nos queda en los libros de recetas. Es por eso que este problema, ya instaurado y uno de los más preocupantes en EEUU, empieza a ser en los países europeos un verdadero quebradero de cabeza para el sistema sanitario. 

Contra el colesterol, las instrucciones son claras: deporte y buena alimentación. Sin embargo, también podemos recurrir, sin obviar que actuaría como un complemento, remedios de plantas medicinales que pueden darnos el empujoncito que necesitamos para poner a raya el colesterol en nuestro organismos.

No todo el colesterol es malo en nuestro organismo…

Hay que tener claro que el colesterol es necesario, en cantidades pequeñas, para el funcionamiento de nuestro organismos. El problema viene cuando sobrepasamos los límites y contribuimos a la formación de placas, obstruyendo arterias y dificultando el paso de la sangre.

Sin embargo, la palabra colesterol está estigmatizada, pues hay distintos tipos y no todos son malos.

C-LDL: el colesterol malo

Este tipo de colesterol está formado por lipoproteínas de baja densidad. Forma la mayor parte de colesterol en nuestro organismo. Forma placas de ateromas en arterias y provoca enfermedades cardiovasculares.

C-HDL: el colesterol bueno

Formado por lipoproteínas de alta densidad y es considerado como el “colesterol bueno”.

Contribuye a desplazar el C-LDL (colesterol malo) que forma las placas de ateroma y lo transporta al hígado, el cual fisiológicamente está preparado para descomponerlo y usarlo para otras vías.

Triglicéridos

Si nos realizamos un análisis de sangre, comprobaremos en la análitica que también nos aporta información en cuanto a la cantidad de triglicéridos que tenemos.

Es un tipo de grasa o sustancias lipídicas que fabrica nuestro hígado, y está intimamente ligado con la acumulación de grasa o el sobrepeso.

Los triglicéridos viajan por el torrente sanguíneo formando parte de las lipoproteínas (VLDL y Quilomicrones). Un exceso de producción de triglicéridos por el hígado causa enfermedades como la hipertrigliceridemia, con un incremento de más del 30% de sufrir una enfermedad cardiovascular.

Plantas medicinales que combaten el colesterol

Por eso, os vamos a mencionar las principales plantas medicinales, con estudios de investigación refutados, que ayudan a reducir y controlar los niveles de colesterol en sangre.

1.- Moringa (M. Oleifera – Llantén menor

La moringa, de la cual hablamos en artículos anteriores, posee numerosos efectos contra diabetes, inflamación, heridas, colesterol, etc.

Las semillas de esta planta medicinal son ricas en omega 3, un aceite que interviene en la reducción del colesterol alto en sangre.

El contenido en antioxidantes del polvo de sus hojas también fomentan la eliminación de las placas de colesterol en las arterias, complementado con una dieta saludable (predominancia de frutas, verduras y hortalizas) y deporte.

Inflorescencia de Plantago lanceolata
Inflorescencia de Plantago lanceolata

2.- Albahaca

Esta planta medicinal y aromática también tiene efectos contra el colesterol. Tiene un contenido alto en saponinas, que reducen el efecto negativo de la grasa, modificando sus propiedades químicas (emulsificación de la grasa).

Además, los extractos de la albahaca actúan sobre el metabolismo de producción de lípidos del hígado, en concreto del LDL o lipoproteínas de baja densidad.

Cómo preparar una infusión de albahaca para reducir el colesterol alto

Preparación (por cada litro de infusión)

  •  20 gramos de hojas frescas de albahaca.
  • Llevar a ebullición durante 10 minutos.
  • Dejar reposar durante 15 minutos más, reduciendo la temperatura para su consumo

Ingesta de la infusión

Con colesterol alto diagnosticado, tomar 3 tazas al día, desayuno, después de comer y después de cenar.

Efectos de la albahaca contra el colesterol malo
Cultivo de albahaca en maceta. Fuente: Hmamigo

3.- Cúrcuma (Cúrcuma longa)

Son numerosas las publicaciones científicas que apoyan el uso de la cúrcuma frente al desarrollo de colesterol. En la prestigiosa publicación Atherosclerosis, 2004, defienden los extractos de la cúrcuma con acción antioxidante para reducir los niveles lipídicos del organismo.

American Heart Association’s Basic Cardiovascular, en 2009, realizó un ensayo en animales donde se redujo en un 25% los niveles de grasa en roedores de laboratorio.

Posteriormente, se estudió si la cúrcuma reducía todos los niveles de colesterol (incluso el bueno) o conservaba su concentración y únicamente reducía triglicéridos y LDL.

La comparación se realizó en el año 2011, en la universidad Universidad de Kyungpook (Corea del Sur), igualmente en ratas de laboratorio, donde se comprobó que tras una ingesta prolongada de cúrcuma, se reducían los niveles de LDL y triglicéridos, pero aumentaba el “colesterol bueno” o HDL (lipoproteínas de alta densidad).

Efecto de la cúrcuma contra el colesterol

4.- La canela (Cinnamomum verum)

Usando otro producto más conocido y practicamente presente en todas las cocinas europeas y asiáticas, también podemos ofrecer una barrera de defensa frente a la acumulación de colesterol malo en nuestro organismo.

Hay ensayos y estudios universitarios que refutan el efecto potencial de la canela frente a producción y acumulación de triglicéridos.

Uno de ellos es el realizado por Annals of Family Medicine, en la Universidad de Connecticut. Se demostró que la canela era efectiva para reducir  los niveles de colesterol total, LDL y triglicéridos.

El tratamiento a base de extracto de polvo de canela introducido en postres y comidas duró 40 días y se consumió de 1 a 6 gramos de canela al día, reduciendo en promedio un 7% los niveles lipídos en sangre.

Media cucharada de canela al día reduce los niveles de hipercolesterolemia y triglicéridos en sangre, según el Centro de Investigación en Beltsville, Maryland.

Efectos de la canela contra el colesterol malo o LDL

Cómo preparar una infusión de canela 

Aunque hay muchísimas recetas donde se le da cierto protagonismo a la canela, también puedes tomarla en infusión (muy rica por cierto) para beneficiarte de todo su pontencial:

  • 1/2 litros de agua y  2 o 3 ramas de canela.
  • Hervir durante 5 minutos.
  • Dejar reposar durante 15 minutos
  • Se puede añadir azúcar, stevia, sacarina o miel para endulzar, según gustos.

5.- Manzanilla

Aunque a día de hoy no se ha demostrado el poder anti-colesterol de la manzanilla, hay pruebas que refutan su potencial y estamos deseosos de que se pruebe a nivel de estudio científico.

La manzanilla contiene un elemento esencial para el organismos conocido como colina. Este compuesto está encargado, entre otras cosas, de formar parte en la estructura de las células y las membranas celulares. Es importante también porque ayuda a transformar la grasa en energía.

La colina de la manzanilla trabaría como efecto emulsificante de la grasa, haciendo pequeñas las partículas de colesterol y facilitando su eliminación por el organismo.

Los coágulos en sangre, trombosis y otras enfermedades cardiovasculares, están determinadas por las características químicas de la grasa. Si no está emulsionada, se vuelve pegajosa y causa bloqueos circulatorios.

El ajo no reduce el colesterol

A pesar de lo que se venía diciendo desde hace tiempo, el ajo no es un producto utilizado para combatir el colesterol. Aunque tiene muchísimas otras propiedades (antiséptico, fungicida, antioxidante, etc.), reducir los niveles de sustancias lipídicas en nuestro cuerpo no es uno de ellos.

Se ha demostrado a partir de un trabajo publicado en Archives of Internal Medicine. No es útil ni crudo ni a través de suplementos para reducir el LDL.

Sin embargo, la investigación no frena el potencial del ajo para prevenir otras enfermedades cardiacas que no tienen origen en concentraciones altas de colesterol.

“Está ampliamente reconocido que la aterosclerosis es un fenómeno complejo en el que la inflamación, la hipertensión, la agregación plaquetaria, la dislipemia, la diabetes y gran cantidad de otros factores como infecciones previas, el tabaquismo o la genética podrían influir”

No es planta medicinal, pero el vino moderado también ayuda…

En la Universidad de Sevilla se han tomado a pulso potenciar el reconocimiento actual del vino, que de por sí ya es alto. Se ha demostrado en un ensayo que un consumo moderado de vino (tinto o vinos de Jerez y Manzanilla) reduce a largo plazo entre un 20% y un 30% los niveles de colesterol LDL, obteniendo un aumento progresivo de HDL.

¿Que se entiende por consumo moderado? 1 mililitro por kilogramo de peso del consumidor.

Mercanatura
¡Suscríbete a De Plantas Medicinales y consigue la guía gratis!
¡Comparte en las redes sociales!

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *