Cómo multiplicar plantas medicinales y aromáticas

Es imprescindible la multiplicación para conseguir nuevas plantas idénticas a las anteriores, en estados más juveniles. También, para asegurar su cultivo en la temporada siguiente a la época invernal. De cualquier forma, ya sea a través de semillas o por partes vegetativas, cada especie tiene su truco y su forma ideal de multiplicación. 

A la hora de multiplicar plantas, tenemos varias opciones:

Multiplicación por semillas

Una de las más comunes y utilizadas. Destaca por su sencillez y por la facilidad de conservación del material vegetal (en algunos casos, por muchos años).

Hay algunas plantas que, por sus condiciones de germinación, está mejor indicado evitar su reproducción por semillas. Esto se debe a que o bien el porcentaje germinativo o la viabilidad de germinación es bastante reducida, o bien que la semilla está cubierta por una capa endurecida o lignificada que retrasa la germinación. Esto obliga a dedicarle una atención especial en la conservación (ya sea en frigorífico o en condiciones frías) o sobre todo y a la hora de plantar, en eliminar la cutícula lignificada para que pueda producirse la germinación (por reblandecimiento mediante ácidos o humedad).

En cualquier caso, la profundidad de siembra no debe ser mayor al doble del diámetro de la semilla, cosa que mencionamos en el artículo sobre el diseño del huerto medicinal.

multiplicación de plantas como albahaca
Cultivo de albahaca en maceta. Fuente: Hmamigo

Multiplicación por parte vegetativa

De forma simplicada a la hora de explicarlo, es seleccionar una parte de otra planta y formar una nueva a partir de dicho trozo. Las células de las plantas tienen la capacidad de contener todo el contenido genético, a diferencia de otros organismos (como los animales). Esto permite formar una planta completa (o incluso un árbol) a partir de un trozo minúsculo de otra especie semejante.

Con ello conseguiremos plantas idénticas, con la misma información genética, ya que no se ha mezclado las características de dos ejemplares distintos, como sucede en la polinización.

Dentro de este sistema de multiplicar plantas, hay varias técnicas:

Simple división de plantas

Hay plantas que están compuestas por muchas otras, como plántulas, y que están unidas por la raíz. Si tenemos cuidado y no generamos heridas en ellas, es posible poder separarlas, de forma que a partir de una maceta donde tenemos plantas medicinales o aromáticas, es posible generar 2, 3 o 4 macetas distintas e independientes.

Método eficaz para multiplicar plantas como:  orégano, el estragón, y el ajenjo.

Multiplicación por estacas 

Las estacas son fragmentos de tallos, más o menos lignificados, que pueden tener entre 10 y 30 cm de largo. Dichos tallos se cortan pasado el verano ( a inicios de otoño, por ejemplo), cuando se podan, y se vuelven a plantar en macetas o en condiciones ideales de multiplicación (buena humedad, iluminación y temperatura agradable). Durante el invierno generan raíces subterráneas y a partir de ellos se pueden obtener nuevas plantas que podremos llevar a nuestro jardín.

Método eficaz para multiplicar plantas como: albahaca, estragón, lavanda, salvia, romero o tomillo.

Multiplicación por estolones

Los estolones son como los tallos aéreos (los que estamos acostumbrados a ver), pero casi-subterráneos.  Podemos verlos en la superficie del suelo, rastreros y pegados al suelo. Sin los enterramos, emiten nuevas raíces y brotes, donde a partir de ellos podemos obtener nuevas plantas. Es el caso de la menta, aunque también se suele hacer comúnmente por división de plantas.

Método eficaz para multiplicar plantas como: menta (como especie) y estragón.

Multiplicación por bulbos

Son los órganos subterráneos de muchas plantas, incluidas medicinales o aromáticas.  Hay distintos nombres para llamar a los bulbos, como tubérculos, raíces tuberosas, rizomas, cormos, etc.

Una planta desarrollada puede producir varios bulbos en la parte subterránea. De ahí se puede producir la división o recolección de dichos bulbos, cuya conservación asegurará la producción de nuevas plantas medicinales y aromáticas en la futura temporada.

Método eficaz para multiplicar plantas como: azafrán (y aprovecharte de todas sus propiedades) o jenjibre.

multiplicación de plantas jenjibre
Raíz de jenjibre. Fuente: Cherubino

Multiplicación más apropiada de las plantas aromáticas y medicinales

Ajedrea (Satureja hortensis): multiplicación a través de semillas, en primavera o verano.

Ajenjo (Artemisia absinthium L.): división de plantas a través de estaquillas, en primavera o verano.

Albahaca (Oncimum basilicum L.): obtención de nuevas plantas a través de semillas, a finales de verano o principios de otoño.

Anís (Pimpinella anisum L.): multiplicación por semillas, en primavera o finales de verano.

Comino (Cuminum cyminum L.): multiplicación a través de semillas, en primavera o verano.

Coriandro (Coriandro sativum L.): semillas, en primavera (marzo y abril).

Eneldo (Anethum graveolens L.): obtención de plantas a través de semillas. a principios de verano.

Hinojo (Foeniculum vulgare Mill.): semillas, desde finales de primavera hasta finales de verano.

Hisopo (Hyssopus officinalis L. ): semillas, división de matas o estacas, en primavera o verano.

Jengibre (Zingiber officinalis Ross.): a través de los bulbos, a finales de septiembre y principios de otoño.

Lavanda (Lavandula officinalis): multiplicación a través de estaquillas, desde primavera hasta finales de verano.

Malva rosa (Pelargonium graveolens): obtención de nuevas plantas mediante estacas o a través de semillas, en primavera y principios de verano.

Manzanilla (Chamomilla L.): semillas, plantadas entre junio y septiembre.

Melisa (Melissa officinalis L.): división a través de semillas o matas. Se puede hacer en primavera.

Menta inglesa (Mentha piperita L.): división a través de estolones y rizomas, en primavera o verano.

Milenrama (Achillea millefolium L.): obtención de plantas a través de división de matas, en primavera, verano y otoño.

Orégano (Origanum vulgare L.): división de matas, entre primavera y otoño (inicios).

Romero (Rosmarinus officinalis L.): división de matas o estacas, desde primavera hasta principios de otoño.

Salvia (Salvia officinalis L.): obtención de nuevas plantas a través de estaquillas o división de matas, en verano o principios de otoño.

Tomillo (Thymus vulgaris L.): varias opciones, semillas, división de matas o estaquillas, en primavera y verano.

Mercanatura
¡Suscríbete a De Plantas Medicinales y consigue la guía gratis!
¡Comparte en las redes sociales!

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *