10 usos medicinales comprobados de la moringa

No es casualidad que lo llamen el árbol de la vida. Se conoce como Moringa oleifera. y es un árbol originario de la India. Es un árbol extremadamente adaptable a cualquier situación de suelo y condiciones de riego, por lo que despierta el interés de muchas comunidades que habitan en zonas pobres y desérticas.

¿Qué partes se pueden aprovechar medicinalmente de moringa?

Del árbol de la M. Oleifera podemos utilizar varias partes: frutos o vainas, las semillas, las hojas, las raíces y las flores.

Los frutos o vainas de Moringa se pueden tomar cocidos (son similares a las habas).

Las semillas de Moringa se sacan de la vaina y se pueden tomar así o bien tostarlas.

Las hojas de Moringa se pueden añadir a ensaladas o a cualquier plato al final de su preparación.

Las raíces de Moringa se pueden moler y hacer infusiones

Las flores de Moringa también se aprovechan para añadirlas a ensaladas o platos templados/fríos.

Uso de moringa en polvo
Extracto de moringa en polvo. Fotografía: Petako.

¿Tiene moringa algún efecto secundario?

De esta planta medicinal se han realizado estudios avanzados, tanto en administración tópica e ingesta de altas concentraciones de esta planta medicinal, en animales y humanos.

En resumen, aunque ahora lo explayaremos un poquito, no se presentaron en ningún momento efectos adversos ni en humanos ni en animales.

Moringa oleifera lleva usándose desde hace mucho tiempo como un recurso medicinal por distintas poblaciones y civilizaciones.  Además, hay distintos estudios que refutan su poder medicinal sin presentarse efectos secundarios, incluso en periodos largos de ingesta y a volúmenes altos.

10 usos medicinales comprobados de la moringa

1.- Efecto potencial de la moringa contra la diabetes 

Se han realizado gran cantidad de estudios (que podrás ver más abajo de este artículo) donde se comprueba el potencial del polvo de hoja de moringa para reducir los niveles de glucosa en sangre, especialmente en pacientes con diabetes tipo 2.

La moringa es una declarada planta medicinal con efectos antihiperglucemiantes y antidiabéticos.

2.- Efecto potencial para reducir el colesterol 

Aparte del poder de reducir el  nivel de glucosa en sangre, también se han detectado sustancias que poseen efectos antidislipidémicos, consiguiendo reducir el nivel de grasa en sangre.

En 40 días se puede conseguir, según el estudio analítico, una bajada del 15% del colesterol total (triglicéridos, lipoproteínas de baja densidad y lipoproteínas de muy baja densidad).

3.- Poder antioxidante

Dentro del potencial medicinal y nutritivo de la moringa, también destaca muchos compuestos que poseen efectos antioxidantes sobre nuestro organismo.

Destaca por concentración elementos con poder antioxidante como el ácido ascórbico (vitamina C), flavonoides, compuestos fenólicos y carotenoides.

En un análisis de concentraciones de compuestos en moringa, vemos que destacan también otros elementos importantes como:

  • Vitamina A
  • Calcio y fósforo
  • Ácido palmítico
  • Ácido oleico
  • Tocoferoles
  • Compuestos antitumorales como  β-sitosterol y una pectín esterasa.

4.- Poder cicatrizante y sanador de heridas

De entre todos los compuestos que forman parte de M. Oleifera, hay algunos que, usados tópicamente, favorecen la regeneración de tejidos y la cicatrización de heridas.

Podemos preparar un cataplasma que contenga 1 limón, 2 cucharadas de leche y una cucharada de crema de moringa. Podemos mezclarlo con Aloe Vera para potenciar el efecto de ambos y mejorar la cicatrización de heridas, quemaduras y otros daños de la piel.

5.- Controlar la hipertensión

La investigación médica moderna apoya el uso de moringa en conjunto con otros tratamientos para reducir la hipertensión, una enfermedad que afecta a un gran porcentaje de población.

Un estudio médico publicado en “Phytotherapy Research” en el año 2006 obtuvo conclusiones relevantes en el uso de polvo de extracto de hoja de M. Oleifera para reducir los niveles de presión arterial en animales (ratas y conejos).

Se estudió 4 compuestos principales en la moringa que ofrecían dichos efectos y se dejó las puertas abiertas para un ensayo en humanos, viendo que no habían efectos secundarios en animales.

¿Cuáles son estos compuestos?

  1. niazicin A1 (glucósido de carbamato)
  2. niazicin B3 (glucósido de carbamato)
  3. niazicin A5 (glucósido de aceite de mostaza)
  4. niazicin B10 (glucósido de aceite de mostaza)

En pruebas de laboratorio, estos 4 compuestos demostraron su efectividad en la reducción de la hipertensión. En este caso, dicho ensayo fue dirigido a animales, como suele ocurrir, primariamente, en la mayoría de ensayos.

6.- Efecto antiinflamatorio

También tenemos que incluir propiedades antiinflamatorias dentro del gran listado de remedios medicinales de la moringa.

Es utilizado ampliamente como complemento junto con otros remedios naturales para reducir la inflamación. Sobre todo, la moringa es efectiva reduciendo el dolor de la artritis.

Esto se debe a que inhibe la enzima COX-2 que es la culpable de provocar el hinchazón y la inflamación de los tejidos que no poseen suficiente protección cartilaginosa.

M. Oleifera nos ofrece la posibilidad de poder reducir la concentración o ingesta de determinados fármacos antiinflamatorios de los que sí se sabe poseen efectos secundarios.

7.- Poder antitumoral

Aunque es un tema complicado de tratar, ya que a muchísimos productos se le atribuyen efectos anticancerígenos, hay que diferenciar aquellos que realmente inhiben la multiplicación de células cancerígenas y aquellos que limitan o reducen la probabilidad de contraer cáncer o tumores benignos.

Una dieta mediterránea donde frutas y verduras son las protagonistas y una actividad deportiva moderada ya es un gran remedio frente al desarrollo de cáncer.

Sin embargo, la moringa posee compuestos antitumorales como  β-sitosterol y  pectín esterasa. Son ésteres que se encuentran de forma natural en las plantas y de las que se ha extraído información científica interesante frente a la evolución de células cancerígenas.

Éstas sustancias activas presentes en la moringa se han utilizado frente al desarrollo de hiperplasia benigna de próstata.

8.- Protector del estómago y regulador de la acidez y alcalinidad estomacal

En este estudio presentado en una revista científia, Phytochemical Screening and Antiulcerogenic Effect of Moringa Oleifera Aqueous Leaf Extract, 2016, se reveló el poder de la moringa para el tratamiento de úlceras estomacales derivadas del uso abusivo de fármacos, como las aspirinas.

9.-Protege el hígado

Estudios realizados donde se aplicaba por vía oral a ratas extracto líquido de hoja de moringa, se observó que poseía un efecto preventivo frente a la formación de piedras en el riñón. Además, es un complemento durante el tratamiento contra las piedras, con un potencial efecto de reducir su tamaño y estimular su reabsorción.

Las semillas de moringa reducen, comprobada científicamente en animales, la aparición de fibrosis en hígado. Esto se debe a que alguno de sus extractos y componentes relacionados con los efectos antioxidantes inhibe la CCl(4), reduciendo la formación de células hepáticas dañinas.

10.- Moringa frente a los dolores

Esta planta medicinal también posee reconocidos efectos analgésicos. Nos puede ayudar a mitigar o reducir dolores musculares, estomacales y, en uso epidérmico, el escozor de heridas en proceso de cicatrización.

Cultivo de Moringa oleifera

Si tienes diabetes tipo 2, esto te puede interesar…

En la actualidad hay diversos ensayos de prestigio publicados en revistas científicas donde se demuestran los beneficios potenciales del uso continuado de moringa frente al tratamiento de dislipidemia e hiperglucemia, enfocado a mejorar las condiciones de vida de personas con diabetes tipo 2.

La introducción de  50 g de polvo de hoja de moringa, espolvoreado en una comida estándar en una sola vez, provocó la disminución de los niveles de glucosa en sangre hasta un 21% ((William et al ., 1993). Sin embargo, también vieron que la disminución de la respuesta del índice de glucosa en sangre no estaba relacionado en este caso con una alteración en la secreción de insulina.

Igualmente, también hay otros estudios de impacto mundial, realizados en 2010 con sujetos diabéticos, introduciendo 8 gramos de polvo de hoja de moringa para el tratamiento de la diabetes, consiguiendo reducir la concentración de glucosa en sangre en ayunas hasta un 28%.

Además, también se obtuvo una bajada de colesterol total (triglicéridos, lipoproteínas de baja densidad y lipoproteínas de muy baja densidad), hasta un 15% con respecto a grupos control. Todo esto, ¡en 40 días! (Nambiar et al, 2010).

En cualquiera de estos casos, no se observaron respuestas negativas al tratamiento o efectos secundarios.

En definitiva, los estudios y análisis en humanos indican que los anteriores polvos de hoja entera de M . ingeridos por vía oral tienen un poderoso efecto anti-hiperglucémico, anti-dislipidémicos y efectos antioxidantes en sujetos humanos, sin presentarse efectos secundarios o adversos.

En este enlace se puede ver un estudio de moringa contra la diabetes.

Mercanatura
¡Suscríbete a De Plantas Medicinales y consigue la guía gratis!
¡Comparte en las redes sociales!
One Comment

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *